Los calentadores en tu motor Diesel… y como prevenir averías.

Consejos para evitar averías con una buena revisión de los calentadores de tu coche sea cual sea la zona en la que viváis, no sólo en nuestra zona (Roa, Aranda, Peñafiel, Valladolid, Burgos,…) sino en todas partes, porque los calentadores de tu motor diésel actúan durante todas las épocas del año.
Te recomendamos la revisión del sistema de precalentamiento del motor diésel al menos una vez al año. Lo consideramos un elemento de mantenimiento importante y por eso lo revisamos en cada uno de los vehículos de segunda mano que ponemos en el mercado.
¿Por qué los motores diésel instalan calentadores?
El punto esencial es para un buen arranque en frío, pero esa no es toda la historia. Incluso en temperatura de un caluroso verano (lo cual sigue lejos de la temperatura de funcionamiento de motor) los calentadores funcionan en fase de arranque, aunque temporalmente se note menos sus defectos; pero son una parte indispensable del sistema de escape y emisiones. Y funcionan durante todo el año así que podrían necesitar reemplazo en cualquier momento.

Todos sabemos que cuando bajan las temperaturas, los motores diésel necesitan el calor de los calentadores para ponerse en funcionamiento. Como resultado, estamos acostumbrados a sustituir los calentadores en los meses más fríos. Pero, ¿sabías que los calentadores también son esenciales para la depuración de los gases de escape y las bajas emisiones? ¿O que desempeñan un papel en la prevención de la obstrucción de la válvula de recirculación de gases de escape (EGR)? Incluso ayudan a regenerar el filtro de partículas (DPF).

En estos días, los calentadores van más allá de permitir que arranque un motor frío. También han asumido una serie de tareas durante todo el proceso de funcionamiento del motor, sea cual sea la época del año y su función sirve para hacer que la combustión del gasóleo sea más limpia y cumplir con las regulaciones medioambientales cada vez más estrictas. Esto significa que las revisiones proactivas de los calentadores son más esenciales que nunca, en cualquier temporada. Desde la gestión de emisiones hasta la reducción de los costes de reparación en otras partes del motor, los calentadores simplemente no pueden fallar.

Aquí está la guía de cuatro puntos que da el experto sobre cómo los calentadores son importantes para los motores diésel, más allá de los arranques en frío.

  1. Eficiencia y emisiones.

Cuando las temperaturas exteriores son bajas, los calentadores se activan usando el voltaje de la batería para calentarse hasta temperaturas muy altas, y a su vez calentando el aire de la cámara de combustión. Gracias a los continuos desarrollos en la tecnología de los calentadores, este precalentamiento puede ocurrir de forma extremadamente rápida; por ejemplo, el calentador cerámico de alta temperatura de última generación (NHTC) alcanza los 1.000°C en menos de dos segundos. El rápido precalentamiento de estos avanzados calentadores permite que el motor arranque de inmediato y funcione con más facilidad. Las emisiones de contaminantes y el hollín se minimizan, desempeñando un papel vital para garantizar el cumplimiento de las normas EURO de emisiones.

Las gamas NHTC son ideales para las necesidades de calentamiento intermedio de la válvula EGR, el DPF y la cámara de combustión. Pueden calentar durante más de diez minutos a una temperatura de hasta 1.350°C; haciéndolos imprescindibles en equipos originales para muchos fabricantes de automóviles.

Los calentadores de hoy incluso contribuyen a una emisión de gases de escape más limpia una vez que el motor comienza a funcionar. Al generar un “postcalentamiento” durante varios minutos después del arranque, ayudan a garantizar que el gasóleo se queme completamente durante la fase de calentamiento del motor, reduciendo también la aparición de carbonillas que colapsen los sistemas de recirculación, las cuales generan averías de de alto coste.

       2. Manteniendo limpia la válvula EGR

Los calentadores también benefician a la salud de la válvula de EGR al producir lo que se conoce como un ” calentamiento intermedio”. A bajas temperaturas de los gases de escape, la válvula EGR tiende a carbonizarse, lo que afecta su capacidad para reducir las partículas del automóvil y las emisiones de óxido de nitrógeno hasta que finalmente la válvula necesita un costoso reemplazo.

Sin embargo, la acumulación de carbonilla puede reducirse, si la unidad de control electrónico (ECU) activa los calentadores mientras el motor está en marcha. Esto crea un calentamiento intermedio que evita que la temperatura de los gases de escape caiga por debajo del nivel crítico.

       3. Regenerando el DPF

El calentamiento intermedio es igualmente vital para la salud del filtro de partículas. Aunque el DPF tiene la misión continua de reducir las emisiones de los automóviles diésel, solo tiene una capacidad limitada para capturar y almacenar el hollín de escape. Por lo tanto, tiene que ser regularmente “regenerado” (el carbón atrapado debe ser quemado) para poder seguir filtrando de manera efectiva.

Para regenerarse, el DPF debe calentarse a más de 600°C durante aproximadamente diez minutos. Por lo tanto, la ECU inicia una serie de medidas para lograr esto, una de las cuales es un llamado “calentamiento de regeneración” de los calentadores a más de 1.000°C, incluso con el motor caliente. Esto eleva la temperatura de la cámara de combustión, que a su vez aumenta la temperatura de los gases de escape, ayudando a la regeneración de DPF. Sin embargo, los calentadores defectuosos pueden provocar que el DPF no se pueda regenerar, lo que ocasiona su obstrucción, y lo que a su vez significa que será necesario un costoso reemplazo del DPF.

        4. Evitar el enfriamiento excesivo.

Los calentadores también contribuyen a otro aspecto de la combustión. Es vital que se evite que la cámara de combustión se enfríe demasiado cuando se conduce en circunstancias de prolongado freno motor (como pudiera ser un descenso prolongado), cuando no aceleramos y el automóvil se mueve gracias a su inercia, la temperatura de los gases de escape del automóvil cae. Cuando se vuelve a acelerar, el motor inicialmente emite demasiados gases de escape y hollín. Activando un calentamiento intermedio de los calentadores en las fases de inercia se contrarrestan estos problemas.

Estar siempre atento a los calentadores defectuosos es vital para la protección de otras partes del motor y reducir la aparición de averías futuras. Los calentadores tienen beneficios tan amplios que es esencial verificar que estén en buenas condiciones y reemplazarlos si es necesario, incluso en verano. Además de minimizar sus emisiones, mantendrá unos costos bajos al garantizar una larga vida útil para el DPF y la válvula EGR.

Se acabó el período de adaptación. Este viernes 12 de octubre comienza a aplicarse en todas las estaciones de servicio de la UE el nuevo etiquetado para gasolina, gasóleo y combustibles gaseosos. Con esta medida se trata de simplificar la selección al conductor e identifique de un vistazo el tipo de carburante que necesita para llenar el depósito de su vehículo, en particular cuando viaja al extranjero, independientemente del idioma o de la marca comercial. Pero no habrá que aprenderlos el primer día y por obligación, puesto que la nueva nomenclatura es complementaria a las actuales denominaciones, como la gasolina 95 o el diésel, que seguirán estando en vigor como hasta ahora.

La gasolina estará representada por un círculo – O
El gasóleo por un cuadrado – 
El gas por un rombo – ◊

La nueva nomenclatura será aplicada también en Islandia, Liechtenstein, Noruega, Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía, quienes no pertenecen a la UE, pero sí guardan importantes acuerdos políticos y comerciales. Estas pegatinas no solo aparecerán en los surtidores, sino que también la tienen que introducir los comerciales de vehículos; los nuevos coches, motos, triciclos, cuatriciclos, vehículos comerciales y autobuses o autocares que se matriculen a partir de este 12 de Octubre deberán de incluir el etiquetado europeo en sus manuales y en la tapa del depósito.

La gasolina se identificará a partir de ahora con un círculo dentro del cual aparecerá el texto E5, E10 o E85, un símbolo que convivirá con los rótulos actuales. Estos números indican la cantidad de etanol que contiene el carburante (un 5%, un 10% o un 85% de etanol).

El diésel tendrá una etiqueta cuadrada y en su interior los símbolos B7, B10 o XTL, en referencia a la proporción de los componentes de biodiésel presentes en el combustible, un 7% y un 10% en el caso del B7 o B10, y al gasóleo sintético, elaborado a partir de sustancias distintas al crudo.

Los combustibles gaseosos, de menor uso, son los que tienen la nomenclatura más variada. Incluidos en una etiqueta romboidal, tienen cuatro variedades: H2 para el hidrógeno, CNG para el gas natural comprimido, LPG se refiere al gas licuado del petróleo y LNG al gas natural licuado, explica la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos.

Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones)explica que los vehículos de gasolina de los conductores españoles suelen ser compatibles con la etiqueta E5 o E10, y con los símbolos B7 o B10, en el caso de los motores diésel. La asociación explica que, por ejemplo, la gasolina súper 95 vale tanto para la nomenclatura E5 como para la E10. Por otro lado, desaconseja que los dueños de los vehículos matriculados antes de este viernes, que no llevan el nuevo etiquetado, apliquen la nomenclatura europea a sus coches.

De momento, es complicado en España encontrar etiquetas E85 para la gasolina o XTL para el gasóleo, dos variedades que están más difundidas en otros países. Más adelante, también habrá etiquetas para el coche eléctrico, que se identificará con otra forma diferente y un texto interior tanto en el coche como en el poste eléctrico.

Volkswagen indemniza a un afectado del dieselgate con el 10% del coche

vw-Audi

El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Majadahonda (Madrid) ha condenado a Volkswagen-Audi España a indemnizar a un madrileño con 2.258,27 euros, siendo este importe el 10% del valor de compra del vehículo por haber sido comercializado con un motor afectado por el caso del software que alteraba las emisiones de algunos motores diésel del grupo Volkwagen.

Según ha informado la firma Martínez-Blanco Abogados, el vehículo del cliente afectado en cuestión era un Audi A3 que adquirió en el año 2010 por un importe de 22.582,87 euros.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, estima parcialmente la demanda interpuesta condenando a Volkswagen-Audi España a indemnizar al cliente afectado, pero desestima la demanda frente al concesionario oficial, por lo que el afectado recurrirá la sentencia ante la Audiencia Provincial de Madrid, para que haga responsable también al concesionario oficial como parte del grupo Volkswagen.

En el fallo, se explica que la indemnización que reconoce en favor del perjudicado surge “de la infracción de los deberes de buena fe y la pérdida de confianza en el consumidor, bienes jurídicos de difícil cuantificación, dada su naturaliza intangible”. A criterio del magistrado, la valoración “ha de efectuarse en base a diversos parámetros que da idea de la trascendencia del incumplimiento atribuido” al grupo Volkswagen.

Así, destaca que se trata de una actuación “en masa, que afecta a una generalidad de consumidores, que implica un engaño a las autoridades de control, que conlleva la infracción de normas básicas de regulación del sector (la homologación previa) y con incidencia en un bien público como es el medio ambiente”.

Esto debe, a su juicio, ponerse en relación con el valor objetivo del bien adquirido por el consumidor, y la realidad de que dicho bien se ha venido utilizando y se sigue haciendo con normalidad hasta la fecha”, destaca.

Por todo ello, establece la indemnización en el 10% del valor inicial del coche, y que sólo será exigible a Volkswagen-Audi, como comercializadora del grupo en España y que pone a disposición de todos los concesionarios los productos con la tara. En cuanto al concesionario, añade, presumen que es ajeno a “toda esta maquinación”.

vw-Audi

*Fuentes: ANCOVE, EuropaPress

El precio del combustible sube un 2,3%

Los precios de la gasolina y del gasóleo han registrado durante la última semana del mes de Abril del 2015 una subida que alcanza el 2,3%, un dato que marca el máximo anual.

gasolina dinero

gasolina dinero

El precio del litro de gasolina se ha situado en 1,287 € de media, un 2% más que la semana anterior y por encima del máximo anual marcado hasta ahora de 1,269€ reflejado a mediados de Marzo. Actualmente, cuesta un 11,9% más que en Enero, pero un 9,8% menos que en la misma semana del año 2014.

Con respecto al gasóleo, el precio se incrementó en un 2,3% en la última semana, hasta alcanzar los 1,179€. Este precio es ahora un 6,9% más alto que en Enero, pero un 11,2% inferior al mostrado en la misma semana del año pasado.

Este comportamiento obedece a las oscilaciones de las cotizaciones del crudo y de los precios internacionales del producto acabado en los mercados internacionales. Concretamente la cotización del barril de Brent mostró fuertes caídas en el último tramo de 2014 y comienzos de 2015, si bien ha venido repuntando en las últimas semanas hasta los actuales 65$ por barril.

Con estas variaciones, llenar un depósito medio de 55 litros de gasolina sale por 70,7€, un importe que supone 1,4€ más que una semana anterior, mientras que en el caso del gasóleo cuesta 64,8€, que representan 1,3€ más.

En España, los carburantes se sitúan por debajo de la media de la Unión Europea, que determinan un precio para la gasolina de 1,451€/litro  y de 1,291€/litro para el gasóleo.

desglose del combustible en España

desglose del combustible en España