Cadenas para la nieve

No podemos detenernos en invierno, y aunque en estas condiciones la mejor opción es limitar los desplazamientos, en muchas ocasiones no queda otra opción que utilizar nuestro vehículo.

Conviene seguir una serie de precauciones cuando iniciemos el trayecto, sobre todo en invierno ya que debido a las malas condiciones climatológicas la conducción se hace bastante más complicada. La nieve no solo llega a las estaciones de esquí, sino que cualquier carretera puede requerir un repentino uso de cadenas.

Todo el mundo conoce las cadenas para ruedas, pero en la práctica son para muchos conductores unas grandes desconocidas.  Se estima que más de la mitad de los españoles no sabe colocarlas, y además desconoce los distintos tipos de cadenas de nieve que el mercado pone a su disposición.

Son muchos los conductores que, aun sabiendo que en su recorrido existen altas probabilidades de tener que usar las cadenas, salen sin ellas, lo que puede tener como consecuencia radical que no podamos realizar nuestro recorrido con total seguridad e incluso que las autoridades pueden impedirnos el continuar nuestro trayecto.

Solo los neumáticos de invierno pueden eximirnos del uso de las cadenas en algunas circunstancias.

Hagamos un breve repaso de los tipos de cadenas que existen y de su utilización.  Todas, independientemente del tipo de cadenas deben colocarse en las ruedas motrices.  Existen 5 tipos de cadenas:

  • Las más tradicionales y que posiblemente todos conozcan son las cadenas de eslabones de acero. Entre las ventajas de este tipo de cadenas su resistencia y precio. Sus principales inconvenientes, la colocación (más complicada que en otros modelos) y el ruido que genera, así como las vibraciones durante la circulación.Cadenas-para-la-nieve

 

  • Cadenas compuestas o de red, son más fáciles de montar que las metálicas, pero requieren cierta tensión en su montaje por lo que tienen su dificultad de uso. Serian un híbrido entre las metálicas y las textiles, su dificultad en el momento de la colocación también seria intermedia. Son más caras que las textiles, pero también más duraderas.Cadenas-para-la-nieve-compuestas
  • Las cadenas textiles o fundas, serían las siguientes en cuanto a su dificultad de colocación. Podríamos describirlas como una funda textil que se adapta al neumático mediante una goma por la parte interior. Son más fáciles de colocar, pero también más caras.  Este tipo de cadenas no genera vibraciones, pero su vida útil es menor a las anteriores debido a su menor resistencia al roce con el asfalto.fundas-nieve-ruedas
  • Cadenas de araña o semiautomáticas, siempre son las más efectivas, ya que permiten circular cómodamente por todo tipo de superficies, son fáciles de colocar y tienen una larga vida útil. Su principal inconveniente es su precio, superior al de las anteriores.cadena-nieve-coche-araña
  • Por último, estarían las cadenas líquidas, en este caso la colocación es la más fácil de todas, ya que simplemente debemos rociar con un spray la banda de rodadura de la rueda motriz, aunque el sistema suena muy atractivo lo cierto es que su corta duración hace que no merezca la pena utilizarlo. Si nos encontramos con un tramo en el que sea obligatorio el uso de cadenas, con este tipo de sistema tampoco se nos permitirá circular.

cadena-nieve-coche-spray

AutoRauda S.L.

Carretera La Horra S/N
Roa, , 09300
España
Teléfono: 947540018
Email: raudasl@gmail.com